Blog del proyecto ciudadano "Defensor del Menor" de Leganés


El deber de protección a la infancia es el derecho de la infancia a ser protegida. Este deber nos obliga a nosotros, a nosotras, las personas adultas, a intentar garantizar los derechos fundamentales de los y las menores, y a hacerlo no sólo exigiendo políticas activas, no sólo poniendo en marcha actividades solidarias sino incluyendo también la objeción de conciencia, la desobediencia civil y pacífica a normas y leyes cuando estas repercuten negativamente sobre las condiciones de vida de nuestros niños y nuestras niñas.

lunes, 6 de marzo de 2017

¿Sabías que la pobreza disminuye la esperanza de vida y afecta gravemente a la salud?


En España, según datos del INE, pobreza y privación afectan al 35,3% de los niños menores de 16 años y al 35,4% de las niñas menores de 16 años. Este porcentaje crece cada año debido a las políticas económicas de “austeridad”. Además, casi un 22% padecen una situación de carencia material severa.
En Leganés, estas cifras indican que cerca de 10.532 menores viven en situación de riesgo de pobreza y exclusión y 7.114 niños y niñas sufren carencia material severa.
Los porcentajes de pobreza se duplican entre niños y niñas cuyas familias provienen de otros países.
Niños y niñas en situación de riesgo de pobreza o en pobreza severa:
1.- Viven a menudo en viviendas insalubres (humedades, frío…). Esto provoca un alto índice de enfermedades infantiles, como asmas y alergias.
2.- No realizan tres comidas al día y la alimentación que reciben es, a menudo, deficitaria (consumo insuficiente de frutas, verduras, hortalizas, carne y pescado). En palabras de una pediatra “Se mata el hambre con productos baratos y poco saludables’’. Consecuencias: Nutrición insuficiente, enfermedades crónicas, mala salud.
3.- Sufren problemas bucodentales, derivados tanto de la falta de hábitos saludables como de la imposibilidad de asumir el coste de la visita a dentistas (la Sanidad Pública cubre escasas prestaciones y algunos recursos semigratuitos están fuera del municipio, y el desplazamiento y acceso es difícil para esta población).
3.- No tienen posibilidad de usar gafas, ya que esta prestación no la cubre el sistema público de salud.
4.- No reciben las vacunas que, siendo necesarias, han dejado de ser gratuitas.
5.- No reciben la necesaria atención profesional que les ayude a superar las dificultades emocionales y el sufrimiento psicológico que les produce y produce en su entorno familiar la situación de exclusión social, de carencia y, en el caso de quienes vienen de familias inmigrantes, la vivencia del racismo o el desplazamiento y la pérdida de su entorno de origen.
6.- Las dificultades idiomáticas y el desconocimiento de cómo funcionan los servicios en nuestro país dificulta el acceso a los recursos de salud existentes.
Los problemas de salud y emocionales no atendidos tienden a cronificarse y provocar nuevos problemas (como la dificultad para concentrarse en los estudios y el consiguiente riesgo de fracaso escolar que supondrá un obstáculo encontrar trabajo).

El derecho a una infancia sana es también el derecho a una infancia con futuro. 


PEDIMOS…
Al Ayuntamiento de Leganés:
1.- Puesta en marcha recursos específicos de protección:
Ø  Programa público de apoyo al alquiler de viviendas entre otras  medidas encaminadas a erradicar las prácticas mafiosas o abusivas.
Ø  Plan de choque contra la pobreza energética de las familias con menores a su cargo.
Ø  Inspección y control de las condiciones de salubridad de las viviendas en alquiler.
Ø  Establecer acuerdos con empresas y profesionales (farmacias, oftalmólogos, ópticas…) que pueden contribuir a la equidad en el derecho a la salud facilitando, en la medida de sus posibilidades, la atención y el acceso de las y los menores sin recursos económicos a los alimentos y tratamientos sanitarios, mediante donación, venta a precio de coste, asistencia gratuita, etc.
2.- Programas y recursos que trabajen para acercar información y servicios a la población que más dificultades tiene para acceder a los mismos, por su nivel sociocultural, diferencias idiomáticas u otros factores que la sitúan en desventaja:
Ø  Creación de un servicio de acompañamiento familiar que facilite el conocimiento –y uso- de los recursos públicos (prestaciones, consulta médica, tutorías escolares, gestiones administrativas), con programas específicos para llevar la información a la población.
Ø  Reforzar o desarrollar en su caso programas de concienciación sobre hábitos y conductas saludables (principalmente en alimentación y en higiene bucodental) en aquellos espacios donde se reúna la población con especiales dificultades (centros educativos, centros o grupos de alfabetización, etc.).
A la Comunidad de Madrid:
Ø  Garantizar tanto los tratamientos dentales como la adquisición de gafas a aquellas y aquellos menores que las necesitan y no pueden acceder a ellas por falta de recursos.
Ø  Facilitar de forma gratuita las vacunas necesarias para garantizar la prevención de enfermedades.
Ø  Proporcionar una información clara desde las instrucciones de la Consejería de Sanidad que no genere confusión tanto en las familias como en los y las profesionales sanitarios para la atención correcta a personas con problemas de salud, independientemente de su situación administrativa respecto a su residencia y origen.
Ø  Establecer programas específicos y suficientes orientados a la ayuda psicológica que pueden necesitar los y las menores en situaciones de dificultad, así como programas específicos para adolescentes inmigrantes que se reencuentran con sus progenitores después de varios años sin relación afectiva cotidiana.


Forman el Proyecto Defensor del Menor de Leganés: AAVV de Centro, San Nicasio, Vereda de los Estudiantes y Zarzaquemada; Asociación Plataforma Vecinal La Fortuna; Comisión de Educación de Arroyo Culebro; Delegación Local de la FAPA Giner de los Ríos, y Comisión de Educación de Leganés.