Blog del proyecto ciudadano "Defensor del Menor" de Leganés


El deber de protección a la infancia es el derecho de la infancia a ser protegida. Este deber nos obliga a nosotros, a nosotras, las personas adultas, a intentar garantizar los derechos fundamentales de los y las menores, y a hacerlo no sólo exigiendo políticas activas, no sólo poniendo en marcha actividades solidarias sino incluyendo también la objeción de conciencia, la desobediencia civil y pacífica a normas y leyes cuando estas repercuten negativamente sobre las condiciones de vida de nuestros niños y nuestras niñas.


sábado, 8 de agosto de 2020

Para un futuro digno y justo


Seguimos trabajando para conseguir salir adelante como comunidad sin dejarnos a nadie en la estacada. Seguimos trabajando para conseguir que los servicios públicos garanticen una vida digna a las familias y, sobre todo, a la infancia. Porque sus derechos son nuestra obligación. 

Y porque, para nuestra ciudad, un presente solidario y digno es la única garantia de un futuro digno y justo.

Gracias una vez más a todas la personas, colectivos y grupos que contribuís con vuestro esfuerzo a hacer posible que continuemos ayudando a nuestros vecinos, nuestras vecinas, a afrontar estos tiempos difíciles. Gracias a quienes donan alimentos, a quienes donan dinero, a quienes se acercaron a las mesas para entregarnos bolsas y bolsas con la compra solidaria. 

Estos son nuestros datos: 

RED DE AYUDA MUTUA, datos a 9 de agosto de 2020

1.- familias atendidas: 255 de ellas:

De ellas, 57 son monoparentales

2.- Personas atendidas: 845  de ellas:

•  544  son personas adultas

•  301 son menores de 17 años

o  70  de 0 a 2 años

o  66  de 3 a 6 años

o  109  de 7 a 12 años

o  56  de 13 a 16 años.

lunes, 13 de julio de 2020

Invisibilidad en los responsables políticos

La solidaridad puede ayudar a luchar contra el hambre pero solo las instituciones pueden impedir que las familias sin ingresos se queden en la calle. Los responsables políticos "eluden su responsabilidad y valoran más el formalismo que el bienestar de las personas.y sus medidas no han sido hasta la fecha suficientes", tal y como recordó el relator de la ONU en su informe sobre la pobreza en España el lunes 5 de julio, señalando la burocracia como una de las principales causas de exclusión social. Urgen políticas públicas que garanticen soluciones alimentarias y habitacionales para quienes no puedan pagarlas.

miércoles, 1 de julio de 2020

Pobreza infantil y exclusión social en Leganés

El 26.8% de los niños y niñas de España están en riesgo de pobreza infantil y exclusión social. Estimamos que alrededor del 15% lo está en nuestro municipio de Leganés -apróximadamente 9000 menores. Tanto nuestros datos como los de entidades sociales como Cáritas, Save the Children, Cruz Roja son estremecedores. Este segmento de la población y sus familias es el más castigado en esta pandemia, tanto a nivel sociosanitario como educativo. Es vital que las Administraciones competentes empleen todos sus recursos para dar una respuesta fácil y ágil a todas las personas que se encuentran en situación de extrema necesidad. La respuesta es ahora. 

lunes, 15 de junio de 2020

Sigue pendiente una respuesta ágil de las Administraciones

La situación de emergencia social provocada por la pandemia requiere una respuesta coordinada de las Administraciones públicas. Urge una atención inmediata a toda persona en situación o riesgo de exclusión social junto con medidas de acompañamiento ágiles y suficientes que permitan una salida digna a las situaciones de necesidad social. 




lunes, 8 de junio de 2020

Somos barrio, somos ciudadanía solidaria

521 personas atendidas, 185 de ellas menores.... cifras desoladoras que, junto a las de otros colectivos como Cáritas, Cruz Roja, los bancos de alimentos, etc. nos hacen ver que la pandemia está golpeando de forma brutal a los de siempre mientras llega una respuesta suficiente de los poderes públicos.



El pasado 30 de abril realizamos ocho propuestas ante la emergencia social provocada por el COVID.19:

1.-Reforzar los servicios sociales así como los servicios de información, orientación y apoyo para la obtención de las prestaciones sociales, prestaciones por desempleo o alta en el paro, medidas estatales o autonómicas relativas a alquileres, hipotecas, etc. Esta medida puede aplicarse de forma rápida destinando a estas actuaciones recursos humanos provenientes de otros servicios. Sistemas como la elaboración de protocolos para la recogida de datos, la realización de trámites o la obtención de documentos, pueden descargar y agilizar las tareas de los servicios de Trabajo Social, permitiendo una más ágil atención.

2.- Simplificar la documentación que se solicita para acceder a las ayudas de emergencia y otras prestaciones. Considerar la declaración responsable como alternativa a la petición de documentación que no pueda gestionarse directamente desde los propios servicios municipales. Gestionar directamente el resto de documentación que se solicita. Abrir el servicio de empadronamiento, que resulta esencial en las circunstancias actuales.

3.- Establecer procedimientos que permitan la concesión y recepción urgente de la ayuda. El hambre no puede esperar. La pérdida de la habitación o el piso en que se vive es una situación dramática que es urgente evitar.

4.- Establecer criterios inclusivos, que permitan que la población que vive en Leganés y no tiene su documentación en regla pueda acceder a las ayudas alimentarias, habitacionales y de salud.

5.-Dar prioridad en el gasto público a la dotación de ayudas y servicios de respuesta directa a la emergencia.

6.- La atención prioritaria a las necesidades alimenticias, de salud y habitacionales debe orientar las gestiones municipales ante otras administraciones. Por ejemplo: que el IVIMA ponga en suspenso el cobro de alquiler a las familias afectadas por la crisis.

7.- Optimizar las ayudas que se dan en alimentación y, por ende el gasto público. Nos referimos aquí a las raciones que se ofrecen a parte de la población en situación de riesgo. El coste de cada menú ofrecido es equivalente a la adquisición de una cesta básica compuesta de leche, aceite, galletas, pasta, arroz y legumbres. Por el valor de dos menús pueden añadirse leche, huevos, y fruta con la que se podría comer, no sólo una vez al día cinco días a la semana si no toda la semana, y no sólo uno de los miembros del grupo familiar sino, al menos, cuatro, resultando más eficaces contra el hambre. La creación de cestas básicas en los comercios de cercanía permitiría destinar todo el presupuesto a alimentación, y podrían incluirse higiene y pañales. Permitiría también apoyar al pequeño comercio, minorando los efectos de la crisis y se adaptaría mejor a las necesidades y costumbres alimentarias básicas de las familias. Cualquier medida tomada debe tener en cuenta las enfermedades metabólicas de las personas, que actualmente no se contemplan, como son la diabetes, celiaquía, etc. Muchas personas con enfermedades de riesgo nos manifiestan su miedo a que la comida pueda llevar la pandemia a sus casas.

8.- El diálogo transparente entre la administración y las entidades ciudadanas que trabajamos en la búsqueda de respuestas y soluciones comunitarias a la actual situación, constituye una herramienta indispensable para afrontarla. El establecimiento de cauces de cooperación resulta indispensable para la optimización de los recursos y la circulación de la información. Es fundamental que se dé respuesta de manera eficaz, desde el Ayuntamiento y las Entidades ciudadanas, a la emergencia social surgida de la situación actual.

martes, 2 de junio de 2020

La emergencia alimentaria arrecia

Las atenciones realizadas a familias y menores junto con la Red de Ayuda Mutua de Leganés se han incrementado un 166% y un 180% respectivamente en el mes de mayo. Es apremiante que las medidas de las Administraciones públicas para resolver la emergencia alimentaria lleguen de manera definitiva a todas y cada una de las personas que se encuentran en situación de extrema necesidad.



sábado, 30 de mayo de 2020

¿Está resuelta la emergencia alimentaria en Leganés?


El Proyecto Ciudadano del Menor de Leganés ha atendido, hasta el momento, dentro de la Red de Ayuda Mutua a un total de 165 menores.

Recibimos con inquietud la noticia de que a partir del 31 de mayo dejan de darse los menús municipales que venían recibiendo tanto las familias que perciben una RMI como quienes están en trámite de recibirla o no pueden acceder a dicha prestación al no cumplir alguno de los requisitos formales; familias refugiadas que todavía están esperando regularizar su situación; familias que se han quedado sin trabajo y sin ingresos y nunca habían tenido que solicitar ayudas…

Según nos indican algunas de las personas afectadas, se les ha comunicado que cesa la entrega de comidas, enviándose a los y las menores con beca de comedor a los repartos de la Comunidad de Madrid. Para el resto se abre un proceso de estudio de cada situación para gestionar, si son posibles, ayudas que están por determinar.

Nos preguntamos cómo está previsto que quienes no tienen RMI continúen recibiendo, mientras tanto, al menos un menú. Un menú que ya era insuficiente, por lo que se aprobó por unanimidad en el Pleno municipal aumentarlo a tres o sustituirlo, lo que resultaría más económico y más eficaz, por un bono canjeable por alimentos, como hemos solicitado diecisiete entidades vecinales de este municipio. En dicho pleno, el Alcalde Presidente hizo un reconocimiento a la Red de Ayuda Mutua por el trabajo que venimos desarrollando. Lo que necesitamos es, en realidad, no tanto agradecimientos como soluciones reales para las familias en situación de necesidad.

El hambre no puede esperar, el hambre infantil no solo no espera, es imperdonable. Queremos suponer que se han tomado medidas alternativas urgentes que se pondrán en marcha el 1 de junio, pero, hasta ahora, las desconocemos y pedimos nos sean comunicadas.

Sí sabemos que las familias están llegando a nuestra red de apoyo y a otras entidades ciudadanas, ninguna de las cuales tiene fondos inagotables. La solidaridad vecinal puede actuar, y así lo ha hecho, como una red de atención urgente mientras se organizan respuestas públicas a la emergencia sobrevenida, pero no puede ser la solución municipal permanente a la situación de extrema necesidad de su ciudadanía.

PROYECTO CIUDADANO DEL MENOR DE LEGANÉS:
Este proyecto está sostenido por las siguientes entidades sociales del municipio: AAVV Barrio Centro, San Nicasio, Vereda de Estudiantes y Zarzaquemada; Comisión de Educación de Arroyo Culebro (AVV de Arroyo Culebro, AMPA Manuel Vázquez Montalbán, AMPA Ángel González y AMPA Rafael Frühbeck de Burgos); Comisión de Educación de Leganés; y Delegación Local de la FAPA Giner de los Ríos.